DIEGO
LAMA

De falso a legal en una toma

4:04 

Video monocanal. Dimensiones variables

2015

Al existir de manera velada o secreta, como una economía en la sombra, a veces la corrupción aparece materializada en sus estancias. Ello ocurre en la pieza “De falso a legal en una sola toma” (2015), de Diego Lama, donde un dron recorre, en un plano secuencia y con un ominoso fondo sonoro, la distancia entre el Jirón Azángaro, icónica calle en la que se forjan documentos falsos, y el Poder Judicial, recinto de la legalidad peruana. El trayecto revela el carácter ambiguo y hasta intermediario de la corrupción, pero también su dimensión de perpetua amenaza, como si, agazapada, en una calle, esperase para tragarse el espacio de lo institucional.